sábado

Retratos de Damas I - Pinturas


«EL OBJETIVO DEL ARTE NO ES PRESENTAR LA APARIENCIA EXTERNA DE LAS COSAS, SINO SU SIGNIFICADO INTERNO...» ARISTÓTELES


La pintura de retrato es un género en la pintura , donde la intención es representar la apariencia visual del sujeto. El término se aplica generalmente a la representación de los sujetos humanos. Además de la pintura, los retratos también se pueden hacer en otros medios como el grabado , la litografía , la fotografía, entre otros.

Un retrato bien ejecutado se espera que represente la esencia interior del sujeto desde el punto de vista del artista y no sólo la apariencia externa. Como afirmó Aristóteles, «El objetivo del arte no es presentar la apariencia externa de las cosas, sino su significado interno; pues esto, y no la apariencia y el detalle externos, constituye la auténtica realidad»

Históricamente, los retratos pintados han conmemorado principalmente a los ricos y poderosos. Con el tiempo, sin embargo, se hizo más común para los clientes de clase media que requirieron retratos de sus familiares y colegas. Hoy en día, las pinturas de retrato siguen siendo encargadas por los gobiernos, las corporaciones, grupos, clubes, e individuos.

Retratos de Damas I 

Grandes Maestros.



A portrait of Infanta María Luisa Fernanda of Spain, Duchess of Montpensier, by Franz Xaver Winterhalter. She was born on this day, January 30th, in 1832.


Albert Edelfelt, Une Citoyenne, 1879
Painter John Rogers Herbert. Cordelia Disinherited, 1850, Harris Museum & Art Gallery
Anselm Feuerbach-Nanna as Virginia, also known as Lady in Black, 1861.
Charles Lock Eastlake (1793 - 1865) - The Lily, Portrait of Miss Bury
Charles Robert Leslie, R.A. (1794-1859) Juliet date unknown
Creation - Ellen de Groot 
Emil Bærentzen - Portrait of the actress Johanne Luise Heiberg 1841
Franz Xavier Winterhalter - Portrait of an Italian girl. c.1834
Friedrich von Amerling - Portrait d'une Jeune Fille assoupie 
Julius Hübner - Pauline Charlotte Hübner
Howard Somerville, Joyce and a Mantilla Shawl, c. 1912.
Isolde. 1911. Gaston Bussière
Jean Auguste Dominique Ingres-Baronne James de Rothschild

Konstnär Okänd 1800-tal.
Louise Anne de Bourbon, Mademoiselle de Charolais, 1725 by Charles-Antoine Coypel 1740s or 1750s
Love’s Melancholy, Constant Mayer
Manuel Domínguez Sánchez (1840-1906) - Margarita delante del espejo, 1866
Ludwig Deutsch - Elegant Lady with Feather Hat 1913 
Philip Alexius de László (1869 - 1937)
Portrait of a Girl by a Window with View of a Vast Landscape - Louis Ammy Blanc 19th century
Portrait of a girl with a pearl headdress by Central-European School,  c. 1625-35
Portrait of Emma Jane Hodges by Charles Howard Hodges c.1810 Rijksmuseum
Portrait of Queen Victoria John Partridge 1840 The Royal Collection
Portrait of Russian Actress Natalya Kovanko - Savely Sorin

Portrait of Sophia Ivanovna Kramskoy, daughter of the artist, Ivan Kramskoy (1837-1887)
Portrait of Young Woman with Unicorn - c.1505, Raphael.
Roger Louis Oberkampf de Dabrun - Porträt einer Dame mit Hut, den Kopf nach links
Ruth P. Bobbs - Woman in White a. 1904-1911
The Artist’s Wife, 1925, by Sir Herbert James Gunn (1893-1964)
Vicomtesse de Vaudreuil by Élisabeth Louise Vigée-Lebrun and studio (Hood Museum of Art, Dartmouth College - Hanover, New Hampshire USA)
The model Maddalena or Anna Maria Uhden, 1815, by Christoffer Wilhelm Eckersberg (Danish, 1783–1853).
Gustave Leonard de Jonghe
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Dentro de Revista El Bosco 

Pintura de Damas II - Pinturas - Grandes Maestros

"Biblioteca Gustavo Riccio"

viernes

Michel Foucault por José Pablo Feinmann


Michel Foucault

Historiador, psicólogo, filósofo, teórico social.

Francia

1926 - 1984


Ontología crítica de la actualidad siguiendo la impronta kantiana.


Fue un historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés.  Su trabajo ha influido en importantes personalidades de las ciencias sociales y las humanidades.

Foucault es conocido principalmente por sus estudios críticos de las instituciones sociales, en especial la psiquiatría, la medicina, las ciencias humanas, el sistema de prisiones, así como por su trabajo sobre la historia de la sexualidad humana. Sus análisis sobre el poder y las relaciones entre poder, conocimiento y discurso han sido ampliamente debatidos. Desarrolló conceptos como biopoder y biopolítica,  de especial relevancia en la obra de pensadores políticos contemporáneos. 

Foucault rechazó las etiquetas de postestructuralista y postmoderno, que le eran aplicadas habitualmente, prefiriendo clasificar su propio pensamiento como una crítica histórica de la modernidad con raíces en Kant. En el texto «¿Qué es la ilustración?» definió mejor su proyecto teórico como una ontología crítica de la actualidad siguiendo la impronta kantiana.

Fue influido profundamente por la filosofía alemana, en especial por la obra de Friedrich Nietzsche. Precisamente, su "Genealogía del Conocimiento" es una alusión directa a la idea nietzscheana de «La Genealogía de la Moral». En una de sus últimas entrevistas afirmaría: "Soy un nietzscheano". 
En el año 2007 Foucault fue considerado por el The Times Higher Education Guide como el autor más citado del mundo en el ámbito de humanidades en dicho año. 


Filosofía Aquí y Ahora - Michel Foucault por José Pablo Feinmann*

PARTE I

Opción 1

Duración 28 minutos



Opción 2 

Duración 28 minutos


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Filosofía Aquí y Ahora - Michel Foucault por José Pablo Feinmann*


PARTE II

Opción 1 

Duración 28 minutos

 

Opción 2 

Duración 28 minutos


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

José Pablo Feinmann*  
Filósofo, ensayista, profesor, guionista.
Fundador del Centro de Estudios del Pensamiento Latinoamericano. 
Argentina.
1943

"Biblioteca Gustavo Riccio"

jueves

Mi Patio - Cuento


"La magnolia que sirve de centro y en cuya copa anidan gorriones, surge gigante, extraña, esquelética, reflejando en el paredón el zigzag de su ramaje."













Mi Patio

A Albino Chiariello, intenso, individual y estremecedor paisajista de extramuros.

Yo también tengo mi patio, un patio pintoresco y humilde, alegre y sombrío; un patio que en las tardes invernales se sume en penumbra y durante la primavera resplandece de luz. 
Yo siento por mi patio un apego orgánico, que aumenta con los años. Es una especie de íntimo cariño, como el que sentimos por un rostro familiar, por un objeto querido, por el retrato de un ausente, por la voz templada y afectiva que oímos de la madre al regresar de un largo viaje... 
Lo quiero, porque en él aprendí a caminar, porque ha sido el sitio de mis primeros juegos y el mudo testigo de las nacientes ilusiones. Lo considero mío, porque allí pasé horas gratas y feas, felices y trágicas. No en balde transcurrieron veinte años, la mitad de una existencia. En cuatro lustros ocurren grandes acontecimientos y se ven muchas cosas; una vida santa, que cierra los ojos con la resignación del cristiano; otra vida pura, que agoniza poco a poco en el cuarto silencioso; otra más, tenaz y fuerte, que se quiebra a pesar de todo. ¿Hay algo de mayor intensidad que esto? Luego, el mundo de sensaciones cotidianas, simpáticas y siempre nuevas. Oír, al levantarse, pasos que se alejan, murmullos de voces, correrías de niños. Contemplar la casa a distinta hora y en diversa estación. Sentir el placer de estar solo y en compañía. Pasar, en fin, por una escala de matices sensoriales, que en conjunto constituye la vida. 
Por lo tanto, emotivamente, para mí vale más que una mansión señorial. 
Esta noche el patio aparece blanco. Mientras los demás duermen, yo lo miro extasiado. La luna derrama una transparente claridad, que es gris de escarcha en la ropa tendida; capullo de seda en los intersticios de las hojas; nieve, nieve pura, pero cálida, en los cuadrados que tapiza el suelo. Por los rincones vagan las sombras. Algunas se alargan, finas, traslúcidas; otras cortadas; otras curvas; otras densas, voluminosas. 
La magnolia que sirve de centro y en cuya copa anidan gorriones, surge gigante, extraña, esquelética, reflejando en el paredón el zigzag de su ramaje. Las plantas, húmedas de rocío, se abisman en la sombra y parpadean en la láctea lunar. Las puertas cerradas, se dirían de ermitas o celdas conventuales. En sus vidrios blanquea la cortina de la gente pobre. Los postigos, sin embargo, atajan el claror nocturno. Pero en mi pieza penetra, porque la he abierto de par en par, ansioso de verla siquiera un instante envuelta en rica magnificencia. 
Es la hora del conticinio, la hora del general silencio. Nadie lo turba, nadie anda. Todos yacen en la cama, entregados al descanso, que es el egoísmo del único bienestar que gozan. Sólo a intervalos interrumpe el silencio las armónicas campanadas de un gran reloj cercano, cuyos golpes suenan en el fondo acompasados y lentos: pam, pam, pam. Luego, otra vez la calma, el misterio, la idealidad. 
Esta noche mi patio es la poesía misma. Nunca termino de acariciar con los ojos su aspecto subjetivo. Principalmente el octogonal aljibe y esas sábanas que caen de las cuerdas, serenas, amplias como velas desplegadas. ¡Qué fresca sensación producen las ropas tendidas! ¡Cuánta pureza y blancura! ¡Cómo atraen en la honda quietud de la alta noche y en un patio original como el mío! 
Yo estoy solo, y lo mismo que el inmortal poeta de las Noches , 
                                   Plego mi boca y callo 
                                   para escuchar en silencio, 
                                   mi corazón hablar bajo. 
Yo estoy solo, y siempre quisiera que mi soledad fuera así, mezcla de esperanza, de afirmación y ensanchamiento emocional. Yo estoy solo, y velo por lo otros, tristes seres de caras afligentes y miradas pálidas, que viven en la penuria. Mi aliento es para ellos, mi espíritu los acompaña, porque son parte de mi existencia. En cada corazón anhelaría depositar una luz que los guíe eternamente. En cada cueva desearía que entrara una nubecilla de luna. Mas, ved; los postigos permanecen herméticos y todos duermen ajenos a mi lirismo. No quieren saber nada de estas cosas. Pero yo respeto esa indiferencia. Que duerman dichosos... 
La noche avanza, el alba se aproxima. Mientras el día viene, de súbito, bruscamente, oigo que un hombre tose, tose fuerte, bramando, con sacudidas espasmódicas capaces de romper las entrañas. Sus arranques me ataladran los oídos. Y me pongo a pensar. He ahí otro árbol que cae y ya no sirve para nada; otra vida inútil que aguarda a la Ingrata. 
Mi patio es así, pintoresco y terrible, luminoso y sombrío, alegre y trágico. De día lo anima el ir y venir de vecinos. De noche se recoge. En verano es algo que causa solaz y en invierno nubla los ojos, atrista el alma y hasta provoca la tos. A veces me parece el paraíso y otras el luctuoso patio de un hospital. 
Por todo esto yo lo amo.

Extracto del Libro: La Casa por Dentro
Juan Palazzo (1893-1921)
Primera edición, Buenos Aires, Imprenta López, 1921.

Arte: Monochrome Patio by Daniela Ruppel - Flickr

Fuente: www.biblioteca.clarin.com/pbda/cuentos/palazzo/cuento.htm

"Biblioteca Gustavo Riccio"

 
ir arriba