jueves

Maya Plisetskaya en la La Fuente de las Lágrimas - Ballet

Una tragedia lujuriosa promulgada en el harén de un jefe tártaro.


Una vez, a la célebre bailarina Sylvie Guillem, le preguntan :- ¿ Cuál de las bailarinas rusas dejó  en usted la mayor impresión?

Sylvie Guillem responde :- Maya Plisetskaya en la Fuente de Bahchisaraja. Era pasión. pasión genuina.


Pasión Genuina 

Decidí seguir esa impresión de Guillem para extender más mi conocimiento sobre estás dos gigantes del ballet, ya sea por la mirada profesional y sensible de Guillem y por el placer de ver bailar a Plisetskaya, y su "apasionada" interpretación. Para mi grata sorpresa en esta versión del ballet (debe haber sido la misma que vio Guillem), también baila otra gigante del ballet,  la gran Galina Ulanova.

No quiero dispersarme en la excelente interpretación masculina ya que me voy del tema de "la pasión según Sylvie Guillem"

Para entender la pasión de Zarema (Maya Plisetskaya), he tenido que investigar el argumento de "The Fountain of Bakhchisarai" .




























Bailarina Maya Plisetskaya - Fotografía de  ©Dominique Delouche 

Argumento 

La Fuente de la Bahchisaraja es un ballet ruso inspirado en el 1823 el poema del mismo título por Alexander Pushkin. Con música de Boris Asafyev y coreografía de Rostislav Zakharov , el ballet se estrenó en San Petersburgo , (entonces Leningrado ) en 1934 en el Teatro Kirov Académico de Ópera y Ballet (ahora el Teatro Mariinsky).

Bahchisaraja  está en la guerra de Crimea , cerca de Yalta. El Palacio Bahchisaraja  fue construido en el siglo XVI y ha sido destruido y reconstruido ya en varias ocasiones. La fuente, que sigue en pie en un patio, se llama la Fuente de las Lágrimas.

El ballet se abre en el Palacio Bahchisaraja , donde el Khan Girey está sentado rodeado de su corte. Los bailarines tratan de entretener al Khan pero él es ajeno a su entorno, mirando el agua goteando en una fuente.

La segunda escena muestra un castillo en Polonia de una niña noble, María (Galina Ulanova). Ella está comprometida con un joven aristócrata polaco : él se encuentra invitado en un baile con la participación de María, la hija de la casa, con su novio, el joven noble Vaslav. 

Es entonces cuando los tártaros atacan el castillo y el novio de María es asesinado por Giray Khan (Pyotr Gusev),  y sus soldados secuestran a todas las mujeres para el harén del castillo de su señor. Khan se da cuenta de María  al rasgarle el velo que oculta su cara. Queda hipnotizado por su belleza.

El Khan y sus guerreros vuelven aPalacio Bakhchisaray donde es recibido por Zarema (Maya Plisetskaya)favorita de su harén . Pero mientras que Zarema, que obviamente lo ama, se alegra de su regreso, el Khan la ignora por completo en su fascinación por María (Galina Ulanova). Tiene a María instalada en un piso aislado del harén y la visita allí. Acostado su corazón a sus pies él intenta hacer que lo amara, pero María está horrorizada y lo rechaza. En su breve lucha el sombrero del Khan cae al suelo. El Khan vuelve a la corte donde Zarema trata de ganar su atención bailando para él, pero el Khan la rechaza. Zarema se derrumba en la desesperación.

Durante la noche Zarema se fuga del harén y de los guardias y va a visitar a María en su habitación. Ella trata de decirle a María lo desesperadamente que le encanta el Khan, finalmente saca una daga oculta para apuñalar a su rival poco dispuesta. Al principio miedo, María está ante Zarema y abre sus brazos, mostrando a Zarema que ella le daría la bienvenida a la muerte. Zarema está aturdida y cae al suelo. María trata de consolarla, pero Zarema ha visto el sombrero del Khan en el suelo. Temiendo lo peor, que se inflama de nuevo con los celos. Mientras que el Khan y sus guardias se apresuran en tratar de detenerla, Zarema se libera y apuñala a Maria hasta la muerte.

El Khan saca su propia daga para matar Zarema, pero ella se arrodilla frente a él y le ofrece su pecho a la cuchilla, tal como lo hizo María. El Khan no puede matarla, pero ordena a los guardias para que se la llevara. El Khan está devastado.

En el tribunal, el Khan Girey se sienta y mira fijamente como una piedra como, a sus órdenes, Zarema es arrojada a su muerte desde las paredes del palacio. Él sólo puede mirar hacia la fuente dedicada a la memoria de María, la Fuente de las Lágrimas.

La música de Asafiev retiñe, el mal humor, una coreografía grandilocuente y un lienzo impresionante y exótico.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Bailarinas y amigas Galina Ulanova y Maya Plisetskaya - Ballet Bolshoi (1970),  ambas son consideradas Primas Ballerinas Assoluta.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


La Fuente de Bahchisaraja

Galina Ulanova (María), 
Yuri Zhdanov (Vaslav), 
Maya Plisetskaya (Zarema)
Pyotr Gusev (Khan Girei) 
Música: Boris Asafiev 
Coreografía: Rostislav Zakharov
Año  1953

Opción 1  (Completa)

Duración 25 minutos


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Opción 2  (Completa)

Duración 26 minutos



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Opción 3 - (Extracto)

Duración 10 minutos


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Opción 4 - (Extracto)

Duración 10 minutos


"Biblioteca Gustavo Riccio"

miércoles

Altynai Asylmuratova - Fotografía


Altynai Asylmuratova 

Bailarina

Kazajstán 

1961


Se graduó en la Academia de Ballet Vaganova. Se unió al Mariinsky en 1978. 
Después de cuatro años en el cuerpo de baile , fue ascendida a bailarina principal en 1982. Directora de la Escuela Vaganova en la actualidad.

En esta foto se ve a Altynai en una postura típica de una bailarina después de hacer unas difíciles variaciones del "Cisne", aliviando los espasmos en los músculos. Irving Penn con una cámara de un asombro palpable capta su imagen favorita de la feminidad: pómulos altos, ojos felinos, y la postura no le molesta.































Foto para Vogue - (1989) por © Irving Penn 

"Biblioteca Gustavo Riccio"

jueves

Retratos de Damas II - Pintura


«El objetivo del arte no es presentar la apariencia externa de las cosas, sino su significado interno...» Aristóteles


La pintura de retrato es un género en la pintura , donde la intención es representar la apariencia visual del sujeto. El término se aplica generalmente a la representación de los sujetos humanos. Además de la pintura, los retratos también se pueden hacer en otros medios como el grabado , la litografía , la fotografía, entre otros.

Un retrato bien ejecutado se espera que represente la esencia interior del sujeto desde el punto de vista del artista y no sólo la apariencia externa. Como afirmó Aristóteles, «El objetivo del arte no es presentar la apariencia externa de las cosas, sino su significado interno; pues esto, y no la apariencia y el detalle externos, constituye la auténtica realidad»

Históricamente, los retratos pintados han conmemorado principalmente a los ricos y poderosos. Con el tiempo, sin embargo, se hizo más común para los clientes de clase media que requirieron retratos de sus familiares y colegas. Hoy en día, las pinturas de retrato siguen siendo encargadas por los gobiernos, las corporaciones, grupos, clubes, e individuos.

Retratos de Damas II

Grandes Maestros.


John Vanderbank - (1694-1739) - Lady - 1731 














Sir Frank Bernard Dicksee (1853–1928) - Mrs Ernest Guinness - 1912 
















Franz Xaver Winterhalter  (1805-1873) - Carmen Duchesse de Montmorency - 1860
















Jean-Auguste-Dominique Ingres (1780–1867) - Portrait of the Comtesse d'Haussonville - 1845












Lord Frederic Leighton (1830–1896)
















Alfred Émile Léopold Stevens (1823-1906)  
















Hermann Winterhalter (1808-1891) - Innocence

















Federico de Madrazo y Kuntz  (1815-1894) - Carolina Coronado
















Sir Oswald Hornby Joseph Birley - Miss Muriel Gore in a Fortuny Dress - 1919
















Philippe Mercier (1689-1760) - Portrait of a Lady with Veil - 1740 
















Johannes Vermeer - (1632-1675) - A Young Woman Standing at a Virginal, c.1670-72 - The National Gallery, London.














Sir Joshua Reynolds (1723 - 1792) - Elizabeth, Lady Taylor, c. 1780 















Carl Timoleon von Neff  (1804-1877) “Portrait of a Young Lady”
















Józef Męcina-Krzesz  (1860–1934) - Portrait of Mrs J. (1912)
















Marcus Stone (1840–1921)  - Profile of a girl

















Francis Grant (1803-1878) Louisa Anne (née Stuart), Marchioness of Waterford, 1859-1860 National Portrait Gallery, London, UK














Sir Joshua Reynolds (1723 - 1792) - Miss Offy Palmer  c. 1777-81
















Gustave Jean Jacquet  (1846–1909) - A Portrait of a Noble Lady

















Anselm Feuerbach (1829–1880) - Nanna

















Jean-Auguste-Dominique Ingres (1829–1904) - Portrait of Adelaide Mary, Mrs Philip Bedingfeld (1859)
















Carlos Múgica y Pérez  (1821–1876) - Urraca I de León [1857]
















George Washington Lambert (1873–1930) - Miss Helen Beauclerk  - 1914
















John Callcott Horsley (1817–1903) - A pleasant corner    

















Pierre Aristide André Brouillet (1857-1914) - Lady  - 1909
















George Spencer Watson (1869-1934) -Portrait of Betty McCann, in a red dress - 1927
















Joseph-Desire Court (1797-1865)
















Eduard Friedrich Leybold (1798–1879) - Potrait of a young elegant lady -  1824
















Henri Lehmann (1814–1882) - Portrait of Clémentine (Mrs. Alphonse) Karr - 1845 
















Joseph Desire Court - (1797–1865) - Woman Reclining on a Divan - 1829

















De Scott Evans (1847-1898) - The Connoisseur  - 1887
 "Biblioteca Gustavo Riccio"

viernes

Carlos Solari - El Beso de Panrayado - Poesía Quinqui



"... El beso de todos nosotros."
















El Beso de Panrayado

Allí estás, querido Panrayado, con las papelas de la cana. Todo encima, con cara de liebre muerta. Midiendo la calidad de tu revolver. Amenazando al cajero. Tartamudeando sin poder decirle que debe hacer.
La nuca del "vigi" le justifica el sueldo, ¿qué tal un cohetazo en el culo?. Los clientes están con la cara pegada al suelo y Panrayado los atiende con el corazón hecho una piedra mientras escucha risas en el taller del diablo.
Panrayado, el chico de los astilleros, está por vengar sus sueños. Bailar como un pato mareado en una merienda de lobos. Bailar con un hueco en el lugar del corazón. Con la angustia más primitiva.
Zumban las primeras moscas. Una voz de megáfono grita que estás perdido. Ese pelituco picotibio, puto como un sol, es el secretario del juzgado. Tiene la piel tostada y es muy joven. ¿Un último pico para la relamida? ¿Podrás negociar con rehenes recién chutado?
El pelituco te mira las marcas en los brazos mientras su mambo te aprieta con severidad. Hace un discurso exhibicionista en el que baraja los minutos:

- Pibe... la manteca ya no está en los bancos.-

Y sigue haciendo tiempo y te relame con palabras y sobre todo te promete que va a soplar la brasa ahí afuera para que no te apaguen los federicos.
Panrayado baja el "seisluces" (un "perro" viejo y con el número mal limado). Imposible mayor desnudez. Mientras tanto la calle es una bolsa de ratas.
- A un perro se lo cura como se cura a un perro- dice el himno de Tangópolis. Robar la vida es el robo final. Unos guiños traidores te anuncian que la bella señora te espera en un baldío.
Te espera con el beso de Panrayado. El beso de todos nosotros.

Carlos Alberto Solari
Poeta, músico.
Argentina
1949

"Biblioteca Gustavo Riccio"

 
ir arriba